Osteopososis Postmenopáusica

La osteoporosis es una enfermedad que se caracterizada por la pérdida de la masa ósea. Se trata en términos generales de un deterioro de la microarquitectura del tejido óseo y lleva aparejado un aumento de la fragilidad de los huesos.

Su manifestación clínica más importante es la fractura; sobre todo las fracturas de cadera y de la columna vertebral que dan lugar a una serie de complicaciones que son, muy graves para el paciente e importantes socioeconómicamente para el entorno familiar del que la padece.

La osteoporosis afecta principalmente (aunque no exclusivamente) a personas mayores de 50 años.

Hay que tener en cuenta que la mayor esperanza de vida en la sociedad en la que vivimos conllevará a en los próximos años a un aumento muy significativo de este padecimiento si no se toman las medidas adecuadas.

Actualmente un 13% de la población femenina y un 5% de la masculina esta afectada por esta patología. Hoy en día por encima de los 80 años un 29% de las mujeres y un 10% de los hombres sufren una fractura de cadera. La osteoporosis sucede por varias causas pero con frecuencia está asociada a la menopausia y se sospecha que su causa principal es la pérdida de hormonas femeninas (estrógenos).

Otro tipo de Osteoporosis está unida a la edad y tiene lugar en personas mayores de 70 años con una relación mujer/ hombre de 2:1. Hay varios factores de riesgo que predisponen a su desarrollo: Mujeres posmenopáusicas y sobre todo con menopausia precoz, más aún si son altas, delgadas y de raza blanca. También la padecen con frecuencia mujeres posmenopáusicas sin hijos y/o con antecedentes de madre osteoporótica. Sucede asimismo cuando aparecen algunos factores relacionados con la forma de vida; tal es el caso del tabaquismo, del consumo excesivo de alcohol o café, el bajo consumo de calcio en la dieta, la pobre exposición al sol y la vida sedentaria.

Indudablemente, el padecimiento de algunas patologías, ayuda a desarrollar una Osteoporosis que se llama secundaria. Tal es el caso de pacientes con Hipertiroidismo, hiperparatiroidismo, diabetes insulino dependiente, síndrome de Cushing, hipogonadismo y en la Ostegénesis imperfecta. También es frecuente en los Síndromes de malabsorción intestinal, en los estados anoréxicos, en la enfermedad inflamatoria intestinal, en la cirugía gástrica (gastrectomía) y en la Hepatopatia crónica. Además se observa habitualmente en pacientes con artrosis y artritis reumatoide. En mujeres que han padecido una histerectomía o una mastectomia. En los transplantes y en aquellos que han consumido corticoides durante al menos tres meses.

ACTUALMENTE EN ESTA CONSULTA ESTAMOS EN DISPOSIÓN DE AVALUAR EL ESTADO DE SU DENSIDAD ÓSEA Y DE PRONOSTICAR SI USTED PUEDE TENER RIESGO DE PADECER UNA FRACTURA DE CADERA EN LOS PROXIMOS 10 AÑOS.

>> Volver a Inicio <<